Alvaro Recuero

¿Qué es la responsabilidad social corporativa?

Imagen en la que se lee el título del artículo "¿Qués es la responsabilidad social corporativa?"

La responsabilidad social corporativa (RSC) es una corriente que muchas empresas están siguiendo desde hace varios años. Adquirir un compromiso social hará que tu marca sea más humana y cercana. 

Es importante que si adquirimos una RSC, nos comprometamos. Todos odiamos a esas marcas que se suben al carro de cualquier tensión social para ponerse la medallita de “marca justa” con el fin de aumentar ventas. Es por ello que hoy hablaremos sobre qué es la RSC y cómo aplicarla.

¿Qué es la responsabilidad social corporativa?

La Responsabilidad Social Corporativa es la concienciación de una empresa sobre su impacto social y medioambiental. Gracias a esto, la empresa toma una serie de medidas para tratar de fomentar un impacto positivo en su entorno (ya sea empleados, medioambientales…). 

La RSC tiene que gestionarse en torno a los valores de la propia marca y convertirse en parte de su filosofía. La RSC no consiste en hacer donaciones puntuales, actos benéficos o similares. Es una ética que la empresa persigue de forma constante.

¿Qué ventajas tiene la RSC?

Crear una marca con ética aporta muchos beneficios a la propia marca, sus empleados y a su reputación:

  • Mejora la reputación de la marca: Hay que tener cuidado pues si esa RSC solo se hace para mejorar la reputación y la participación es puntual puede jugar en nuestra contra. Es vital que si nos comprometemos con algún tema, lo cumplamos siempre para evitar crisis de reputación
  • Aporta valor a tu marca: Trabajar por una sociedad mejor hará que tu marca tenga un valor añadido que te reportará una mayor fidelidad por parte de tus empleados y de tus clientes.
  • Humaniza tu empresa: Ver a una empresa comprometida con el medioambiente, sus empleados o la sociedad permite verla de forma más cercana que una empresa que solo se preocupa por aumentar beneficios.

No mientas

Como hemos comentado antes, mentir sobre tu RSC es lo peor que se puede hacer. No hay nada peor que una empresa que finge preocuparse por un tema y que se descubre que no es así. Recordemos que es muy difícil construir una buena reputación y que se puede destruir en segundos. Salir de esa crisis llevará tiempo y esfuerzo.

Trabajar por algún tema social nos aportará grandes beneficios pero es vital que ese compromiso no sea impostado. A los consumidores les empieza a preocupar más qué hay detrás de la marca y puede llegar a ser un factor de compra o no. Gracias a páginas como behind the brands se puede llegar a saber el grado de compromiso de las marcas con su entorno.

Busca tu RSC

No hay una RSC mágica, tenemos que buscar la que más se aplique a los intereses de nuestra marca. Los temas más genéricos son:

  • Endomarketing: Consiste en cuidar a tus trabajadores para convertirlos en tus embajadores de marca. Sobre ella hablamos en otro artículo del blog.
  • Medioambiente: El calentamiento global es una preocupación cada vez mayor. Por ello muchas marcas tratan de generar menos residuos y ser más ecofriendly. Es uno de los temas principales de cualquier empresa con RSC.
  • Comercio justo: Conseguir un producto a partir de proveedores y fábricas comprometidas con el medio ambiente, que no exploten a sus trabajadores. que no exploten a niños… Este tipo de comercio busca generar un impacto positivo y puede ser un gran handicap para la creación de tu RSC.

La RSC tiene numerosas ventajas y nos traerá muchos beneficios si decidimos aplicarla. Comprometerse con nuestro entorno es algo maravilloso y que no depende solo de las empresas también es muy interesante aplicarlo a nuestras marcas personales. En mi caso, realizo voluntariados en diversas asociaciones ¿y tú?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *