¿Qué derechos de autor tienen mis obras?

Banner del artículo en el que se lee el título "¿Qué derechos de autor tienen mis obras?"No conocer los derechos de autor puede suponer que se aprovechen de nuestras obras. Por ello, es fundamental que sepamos cuáles son los derechos que tenemos a la hora de generar una obra.

Derechos de autor

Por el mero hecho de generar una obra artística tenemos una serie de derechos reconocidos por la Ley de Propiedad Intelectual. Estos se pueden dividir en dos categorías: derechos morales y de explotación.

Derechos morales

Los derechos morales son irrenunciables, es decir, no podemos venderlos ni cederlos a terceros. Entre estos destaca:

  • Autoría: Reconoce el derecho a exigir el reconocimiento de autor y en qué forma deberá hacerse (bajo su nombre, seudónimo o signo o de forma anónima). En definitiva, este derecho nos sirve para reconocer nuestra autoría.
  • Divulgación: Garantiza que el autor decidirá en qué forma será divulgada su obra.
  • Integridad de la obra: Reconoce que podamos exigir la integridad de la obra e impedir cualquier deformación de la misma.

Derechos de explotación

A diferencia de los derechos morales, el autor puede vender o ceder estos derechos de la obra a terceros. Por tanto, no se podrán usar estos sin la autorización expresa del mismo.

    • Reproducción: Este derecho consiste en el uso de la obra a través de cualquier medio, de forma temporal o permanente.

 

  • Distribución: Consiste en la reproducción física de la obra. A diferencia con el de reproducción, este derecho se centra exclusivamente en la distribución física de la obra. Para que nos quede más claro la diferencia entre ambos: si somos pintores y una marca quiere utilizar nuestra obra en sus redes sociales sería a través del derecho de reproducción pero si quiere hacer folletos impresos, sería reproducción (ya que está usando la obra) y distribución (la está usando en un soporte físico).

 

    • Comunicación pública: Este es el derecho a exponer la obra ante una multitud. Este está más ligado a proteger las obras dramáticas, literarias, musicales, cinematográficas y similares.

 

  • Transformación: Este derecho nos garantiza que nuestra obra no podrá ser editada de ninguna forma.

 

¿Debo registrar mis obras entonces?

Sabiendo que tenemos todos estos derechos por el mero hecho de realizar una obra artística ¿Deberíamos registrar nuestras obras? ¿Qué nos puede aportar realizar esta acción?

Las ventajas principales de registrar una obra en el registro de la propiedad intelectual son:

 

  • Prueba de tu titularidad: El registro de la obra nos garantiza una prueba legal de que somos los autores de la obra. Esto nos servirá en el caso de que alguien le de un uso que no autoricemos, nos plagien…
  • Protección de tus derechos: Este es una consecuencia del anterior, al tener una prueba de nuestra titularidad podremos garantizar una mejor defensa de nuestros derechos como autor.
  • Obras de diversos autores: Al registrar una obra de diversos autores, garantizamos los derechos individuales y la participación de cada uno en la obra final. Por lo que uno de ellos no podrá autoproclamarse autor de la obra.

 

Estas son algunas de las ventajas de registrar nuestras obras en la propiedad intelectual. Registrarlas no es gratis por lo que es muy probable que muchas personas decidan no realizar este paso. Lo más recomendable y seguro es registrar nuestras obras, o al menos, las más importantes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *